Por favor, espere... Procesando...

Historia de la Entidad

Inicio>Entidad>Historia de la Entidad
Máquina de tejer Real Fábrica de Paños Paños Tejedor Paños

Introducción Histórica

La actividad textil es una de las artes más arraigadas y antiguas de la Comunidad Valenciana, con una herencia de muchos siglos y un poso histórico que supera a lo meramente económico o industrial, pues con su crecimiento se han ido desarrollando ciudades, culturas, leyes, etc.

Se considera que el arte textil llegó a Alcoy de la mano de los árabes. El agua, elemento básico para el lavado de las materias primas, los tintes y los acabados debió ser el único elemento atractivo. Lo cierto es que hay indicios de que fue muy temprana la especialización de toda la Villa en lo que entonces se llamaba "labrar paños". En épocas posteriores y ya con el desarrollo de la industria, ese mismo río, a través de sus pequeños saltos fue utilizado como fuerza motriz y servía para mover los batanes.

La industria textil en Alcoy ha tenido desde sus inicios, un gran sentido del corporativismo, una conciencia de las ventajas que supone el aunar voluntades y experiencias, el defender y hacer valer sus intereses de manera conjunta, y el compartir servicios.

Así, y según han sido las necesidades y circunstancias de cada época, la unión de las empresas textiles ha tomado diversas formas y cumplido diferentes cometidos, pero siempre con un denominador común, el aglutinar en un órgano independiente de la propia empresa, la infraestructura necesaria para la realización de los servicios exigidos.

De esta forma, en el siglo XVI se fundó la Fábrica de Paños, más tarde Real Fábrica de Paños, —título otorgado por el Rey Carlos IV por Real Cédula firmada en el año 1800—, posteriormente se denominó Asociación Patronal de la Industria Textil y Fabril y, últimamente, hasta la actualidad, Agrupación Empresarial Textil Alcoyana.

Esta asociación ha ido realizado muy diversas funciones, según las demandas de las empresas y los tiempos, así, en sus orígenes, cumplían, entre otras, funciones propias de gremio, regulando las compras y las ventas, la producción y calidad, etc., siendo el órgano de defensa de sus Usuarios en todos los órdenes. Llegó incluso a crear un centro de enseñanza textil en su propio domicilio social, precursor de la Escuela de Ingeniería Técnica Industrial de Alcoy de carácter oficial, cuya creación apoyó también mediante la cesión de los terrenos en que ésta se construyó.

Ya en este siglo, y sin perder muchas de las actividades anteriores, los servicios que presta han derivado hacia los de carácter administrativo.

Todo este antecedente socioeconómico ha ido generando un extenso archivo documental a través del cual se pueden analizar y comprender mejor los hechos más relevantes en la historia de Alcoy, estudiándolos desde su perspectiva industrial.

Así existen algunas fechas que son altamente significativas para la apreciación en profundidad de la tradición textil de la ciudad de Alcoy. Las referencias históricas de ellas se conservan en los libros de la Real Fábrica de Paños desembocada en lo que en la actualidad es la Agrupación Empresarial Textil Alcoyana, que ha desempeñado el papel de columna vertebral de esta industria en la localidad a lo largo de muchos siglos. En su archivo se encuentran las pruebas más evidentes del valor de la coordinación de los fabricantes de la villa levantina, de la eficacia de lo que primero fue una entidad gremial y luego el motor propulsor de las inquietudes textiles. En sus códices se encuentra encerrada la historia de mucho esfuerzo y de mucha ilusión, así como la descripción de las vicisitudes de un Alcoy dependiente de sus industrias en las más variadas coyunturas históricas. Por ejemplo, en 1521 estuvo al lado de las Germanías en su levantamiento contra el Rey de España. Por ejemplo, en la Guerra de Sucesión de 1702 a 1713 militó a favor del candidato austríaco contra los Borbones. En ocasiones como éstas en que defendió causas que luego fueron derrotadas, siempre estuvo en juego como prenda de posible represalia la supervivencia de sus fábricas. Otros tipos de problemas también tienen hoy, con la perspectiva de los años, interés, como el hecho de que en 1868 el Gobierno no autorizó al Ayuntamiento el establecimiento de un impuesto municipal sobre la lana y los trapos en un momento en que la depresión comercial había convertido la cuestión en asunto de vida o muerte para salvar la bancarrota. Y también los hombres de Alcoy resolvieron el difícil trago favorablemente.

Hechos destacables

Año Hecho
1278

Se tienen referencias de la constitución de una corporación de fabricantes de paños para la defensa de sus intereses y la adquisición conjunta de primeras materias. Nombran patrono del ramo al arcángel S. Miguel en el curso de una sesión de la junta general de los agremiados.

1355

Se instala en Alcoy el primer tinte. Hasta ese momento se enviaban los tejidos a Játiva para sufrir este proceso.

1561

De este año se conserva el documento más antiguo existente sobre la Fábrica de Paños, la organización oficiosa de los fabricantes. Se trata de un acta que deja constancia de la aprobación de las reglas gremiales. Bajo el título de "Capitols y ordenasions del offici de perayres de la Villa de Alcoy decretats par lo Gobernador de Valensía" figuran 65 capítulos que regulan el funcionamiento del oficio, las calidades mínimas de la producción autorizada a venderse como fabricada en Alcoy, autorizando los paños hechos con sobras y estableciendo sanciones para los agremiados que no cumplieran sus compromisos.

1700

En el siglo XVIII se estableció oficialmente la "Bolla", la garantía que avalaba la perfecta calidad y el acabado de los géneros. Desde entonces el local social de la Fábrica de Paños pasó a llamarse Casa de la Bolla, ya que en él se recibían muestras de todos los tejidos producidos para sufrir examen en aquel control de calidad. Los que merecían la conformidad de la Junta Técnica se "bollaban", es decir, se marcaban con un signo especial que atestiguaba la procedencia alcoyana legítima.

1800

El día 8 de junio el Rey Carlos IV concedió por real cédula el título de "Real" a la Fábrica de Paños en reconocimiento a que ella producía los tejidos que utilizaban los ejércitos reales. Uno de los beneficios que acompañaba a este reconocimiento era el de la exención del servicio militar para todos los que trabajaban dependiendo de la Real Fábrica de Paños.

1813

Golpe mortal a los viejos gremios: las Cortes de Cádiz aprueban un decreto aboliéndolos. Cuando luego en 1815 el regreso del absolutismo los restablezca se encontrarán sin apoyo popular y ya sólo se utilizarán para resolver asuntos de mediana categoría.

1829

La Real Fábrica de Paños de Alcoy fundó la primera escuela textil de enseñanza técnica: la Escuela de Bolla. En 1853 el Ministerio de Fomento le dio carácter de Escuela Industrial Elemental. En algunos momentos, de 1880 a 1901 concretamente, fue la única escuela de su tipo que se mantuvo abierta en todo el país. La escuela surgió a raíz de los disturbios antimaquinistas que vivió Alcoy, como todas las ciudades industriales, en el momento en que las primeras máquinas desplazaron de sus puestos a algunos trabajadores y los dejaron en paro. Los trabajadores de Alcoy estaban muy bien organizados y a éste y otros niveles tuvieron una participación destacada en el movimiento obrero español, hasta el punto de que en el primer comité anarquista ibérico de España y Portugal, de cinco miembros, dos eran naturales de Alcoy y un tercero trabajaba también en la ciudad. la Real Fábrica de Paños propulsó la escuela por haber llegado a la conclusión de que sólo con una mejora del nivel cultural se podría vencer la resistencia antimaquinista de los trabajadores, y que de esta forma se les capacitaría para poder trabajar dominando ellos a las máquinas.

1886

Creación de la Escuela de Artes y Oficios, precedente de la Escuela de Peritos Industriales que se haría, en 1903. Esta entidad dio lugar primero a la Escuela Industrial Superior. Es significativa la existencia de estos centros de enseñanza técnica en una población de las dimensiones de Alcoy.

1931

Al proclamarse la II República, la Real Fábrica de Paños cambia de nombre y pasa a denominarse Textil Alcoyana, como se la conoce actualmente. En estos momentos es una corporación privada que se encarga de coordinar funciones industriales y de tramitar las gestiones burocráticas de sus afiliados.

Todos estos antecedentes históricos de más de siete siglos, han posibilitado que la actual Agrupación Empresarial Textil Alcoyana posea unos de los archivos textiles más importantes de toda España.

Archivo Histórico

El Archivo de la Real Fábrica de Paños de Alcoy está ubicado en el emblemático edificio denominado "Casa de la Bolla", con domicilio en la calle Santa Rita, 21 de Alcoy. En la actualidad ocupa sus instalaciones la entidad Agrupación Empresarial Textil Alcoyana.

Archivo Histórico de Textil Alcoyana

Este archivo comprende un vasto conjunto de valiosísima documentación textil de incalculable valor. Esta compuesta por documentos y libros, que varían desde incunables y códices hasta actas, acuerdos y balances, todos ellos con fechas comprendidas entre los siglos XVI y XX. Asimismo existe una gran cantidad de documentación, aparte de la comentada, que ha servido de base para que los mejores estudiosos y técnicos de la historia textil tanto alcoyana como española hayan editado grandes obras literarias. Entre ellas se pueden destacar:

  • La Reial Fàbrica de draps d'Alcoi. Ordenances gremials.
    Autor: Lluís Torró.

  • El llenguatge téxtil alcoià.
    Autor: Josep Tormo Colomina.

  • La enseñanza técnica en Alcoi en la primera mitad del siglo XIX.
    Autores: Georgina Blanes, Lluís Garrigós i Oltra y Rafael Sebastià Alcaraz.

Contenido

Principalmente el Archivo de la Real Fábrica de Paños de Alcoy está compuesto por centenares de documentos y libros los cuales se puede dividir en tres grandes bloques:

  • El bloque más antiguo está constituido por 18 unidades físicas diferentes (incunables y conjunto de documentación suelta) y comprende el período de 1561 a 1784. Lo compone documentación referente al gremio de tejedores y perayres como por ejemplo, ordenanzas, actas de arrendamiento, contabilidad, etc. Aquí aparece el denominado "libro de concejos". A través de este archivo documental se pueden analizar y comprender mejor los hechos más relevantes en la historia de Alcoy, estudiándolos desde su perspectiva industrial.
  • El segundo bloque de esta documentación antigua, estaría formado por los Libros de Actas del gremio textil que abarcan el período comprendido entre 1784 y 1910.
  • El último bloque pertenece ya al siglo XX y podría dividirse en: libros de cuentas de distinto carácter como diarios de caja, balances, libros mayores, etc.
© Agrupación Empresarial Textil Alcoyana 2017. Calle Santa Rita, 21 - 03801 Alcoy, Alicante - Tel. 965548101 - Fax. 965543372 - info@textilalcoyana.com